Estás aquí
Inicio > Uncategorized > Heterosexualidad obligatoria

Heterosexualidad obligatoria

Heterosexualidad obligatoria

Heterosexualidad obligatoria

Actualmente, no así en la antigüedad pre cristiana,  muchos  sistemas culturales  dan por sentado que la heterosexualidad es la norma y que cualquier otra orientación u preferencia sexual distinta, es una inversión, una desviación, una anormalidad, un pecado, una enfermedad o una rareza.

Una manifestación común de la heterosexualidad obligatoria es el hecho de que se presupone que los demás son heterosexuales. Es una categoría analítica desarrollada por Adrienne Rich(10) (1999) y con antecedentes muy importantes aportados por Monique Wittig(11) (1978).

La heterosexualidad obligatoria y la existencia lesbiana

En su ensayo “El origen de la familia”, Kathleen Goughe(8) enumera cinco características del poder masculino en sociedades arcaicas y contemporáneas:

  • la capacidad de los hombres de negar la sexualidad de las mujeres o de imponerla a ellas;
  • administrar o explotar su trabajo para controlar su producto;
  • controlar a sus hijos o despojarlas de ellos;
  • encerrarlas físicamente e impedir su circulación;
  • o negarles acceso a grandes áreas del conocimiento social y de los logros culturales.

Es más fácil de reconocer la manera en que algunas de las formas en que el poder masculino se manifiesta, obligan a la heterosexualidad más que en otras.

Sin embargo, dice Kathleen Goughe, cada una de las características del poder masculino enunciados contribuye al conjunto de fuerzas dentro de las cuales las mujeres han sido convencidas de que el matrimonio y la orientación sexual hacia los hombres son componentes inevitables de sus vidas aunque sean insatisfactorios u opresivos.

  • El cinturón de castidad,
  • el matrimonio infantil,
  • la erradicación de la existencia lesbiana (excepto como exótica y perversa) del arte,
  • la literatura y el cine,
  • la idealización del amor y el matrimonio heterosexual;

Y agrega Kathleen Goughe, “Todas estas son formas bastante obvias de compulsión, las primeras dos con el concurso de la fuerza física, las otras dos con el control de la conciencia.”

Mientras que las feministas han atacado la clitoridectomía(12) como una forma de tortura contra las mujeres, Kathleen Barry fue la primera en señalar que esto no es simplemente un modo de convertir a una muchacha en mujer “casable” mediante una cirugía brutal, sino que tiene como objeto que las mujeres en la proximidad íntima del matrimonio polígamo no quieran formar relaciones sexuales entre ellas, que desde una perspectiva masculina y genital fetichista las conexiones eróticas femeninas, estarán literalmente excluidas, incluso en una situación de segregación de sexos.

(8)Adrienne Cecile Rich (16 de mayo de 1929, Baltimore, Maryland – 27 de marzo de 2012, Santa Mónica, California), poeta, intelectual, crítica y activista lesbiana   estadounidense.1 2 3 Falleció a la edad de 82 años en San Francisco, California (EEUU)

(9) Monique Wittig (Haut-Rhin; 13 de julio de 1935 – Tucson, Arizona, 2 de enero de 2003); autora francesa y teórica feminista y fundamental dentro de la Teoría Queer, particularmente interesada en trascender al género.

(10) Eleanor Kathleen Gough Aberle (16 de agosto de 1925 – 8 de sept. de 1990)  antropóloga y feminista británica conocida por su trabajo en el sur de Asia y el sudeste asiático. Como parte de su trabajo de doctorado, realizó investigaciones de campo en el distrito de Malabar de 1947 a 1949. Realizó más investigaciones en el distrito de Tanjore de 1950 a 1953 y nuevamente en 1976, y en Vietnam en 1976 y 1982. Además, algunas de ellas El trabajo incluyó campañas para el desarme nuclear, el movimiento de derechos civiles, los derechos de las mujeres, el tercer mundo y el fin de la guerra de Vietnam. Era conocida por sus inclinaciones marxistas y estaba en una lista de vigilancia del FBI . (Wikipedia)

Autor: Angel Artiles Díaz

(

Deja un comentario

Top